Mapa Hidrográfico


Ver Mapa Hidrográfico

Ficha Técnica:

Parque Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo) (Las referencias bibliográficas citadas aparecen en el documento “Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier”).

Localización:
El Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier o Valle Nuevo está localizado en la región norcentral de la República Dominicana y es parte de la Cordillera Central. Siendo más precisos, este parque se localiza entre las coordenadas 18º 36` 10” y 18º 57` 52” latitud norte, así como 70º 26` 56” y 70º 51` 44” longitud oeste. Sus límites lo circunscriben entre las provincias Monseñor Nouel, La Vega, San José de Ocoa y Azua.
Origen:
En el año 1930, el Dr. Juan Bautista Pérez Rancier propuso que la región de Valle Nuevo se declarara como un lugar para el descanso y la salud en Las Antillas. Pero es en el 1983 cuando es declarada oficialmente como área protegida en la categoría de Reserva Científica, mediante el Decreto No. 1315 con el nombre de Reserva Científica Valle Nuevo. En el año 1996, mediante el Decreto No. 233, se ampliaron sus límites y se cambió su categoría a la de Parque Nacional con el nombre de Juan Bautista Pérez Rancier. Luego, la Ley No. 64 del año 2000 (Ley 64-00) o Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales incorporó el Decreto 233. Más tarde, la Ley Sectorial de Áreas Protegidas (Ley 202-04), correspondiente a la Ley marco 64-00, terminó de establecer sus límites.
Dimensiones y altura:
Ocupa un área de 910 km2 de acuerdo a la la Ley Sectorial de Áreas Protegidas (Ley 202-04), de la ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales o Ley 64-00. Las máximas alturas del parque están comprendidas entre 2,200 m y 2,400 m.
Fisiografía y clima:
La fisiografía de Valle Nuevo es una de las peculiaridades que hacen de este sitio un lugar único en Las Antillas, a pesar de sus 2,000 o más metros de altura, no es un pico, sino una serie de altiplanos. De manera que se puede recorrer parcialmente en vehículo, en mulos o a pies sin sentir que se está subiendo o descendiendo. Entre sus bosques se formaron numerosos valles o sabanas húmedas, conformándose un paisaje característico. Valle Nuevo es de clima frío. La temperatura promedio anual del parque ha sido estimada en 23.5 ºC, pero en las áreas de Constanza es de 18.2 ºC. En la región de los valles, durante los meses de enero y diciembre, se han medido temperaturas mínimas de hasta -10 ºC (diez grados por debajo del punto de congelación del agua), formándose escarcha frecuentemente y ocurriendo heladas en ocasiones. Por otro lado, las precipitaciones pluviales oscilan entre 1,075.5 mm/año (en las áreas de San José de Ocoa) y 2,139 mm/año en las áreas de Monseñor Nouel; el promedio para todo el parque ha sido estimado en 2,000 mm/año, con tendencia al incremento en dirección noreste-sudeste.
Importancia ecológica y económica:
Las evaluaciones ecológicas y el análisis de imágenes de satélites han permitido cuantificar en 390 km2 la cobertura boscosa del parque, de los cuales 244.45 km2 corresponden a los Bosques de Coníferas o de Pinos, 124. 46 km2 a los Bosques Nublados, 16. 34 km2 a los Bosques Latifoliados (los no nublados) y otro porcentaje menor a los Manaclares. Estos bosques albergan una fauna con elevado índice de endemismo. En el parque existen unos 472 ríos de Orden I, agrupándose en cinco grandes cuencas hidrográficas. Las aguas de estos ríos alimentan las presas de varias infraestructuras hidroeléctricas, son canalizadas para el riego de cultivos en el Cibao, Azua, Peravia y San Cristóbal, al tiempo que se potabilizan para el suministro en Santo Domingo. Existen 221 km2 de suelos dedicados al cultivo de productos menores, tales como repollo, ajo, cebolla, papa, zanahoria, tomate y granos; otro porcentaje de suelos se dedica al cultivo de café.
Su flora:
Se han identificado 531 especies de plantas, siendo 138 de ellas endémicas de la isla, algunas con distribución restringida a la región. Del total de plantas, 401 son espermatofitas (con 40% de endemismo) y 130 helechos y relacionadas. Las especies corresponden a 103 familias y 347 géneros. La familia de las asteráceas (Asteraceae) ha sido considerada como la más importante, con 21 especies endémicas. Otras familias con alta diversidad son las orquídeas (Orchidaceae), las bromelias (Bromeliaceae), las rubiáceas (Rubiaceae) y las urticáceas (Urticaceae), como muestra. Pero también existen plantas introducidas (relacionadas con la floricultura y la horticultura), habiéndose reportado un total de 73 especies, correspondientes a 46 géneros y 15 familias.

Fundación Propagas - 2020, Derechos Reservados